Hoy ponemos en el foco nuestro análisis del Mazda CX-30 e-Skyactiv-X 2.0. Es un modelo que incorpora la evolución más reciente del lenguaje de diseño del fabricante nipón. El resultado es una estética elegante y minimalista, inspirada en las tradiciones del arte japonés. El modelo cuenta con varias mejoras, incluyendo colores de carrocería revisados y actualizaciones de los sistemas de seguridad e infoentretenimiento, que aportan tecnología innovadora y comodidad al alcance de la mano del conductor. Está disponible en una gama de colores exteriores, con los recién presentados Ceramic Metallic y Zircon Sand, que se añaden a la selección ya existente. Sobre las formas curvadas en S, que barren los paneles de las puertas, se refleja el juego de luces y sombras, que cambian al instante, como el mundo que nos rodea; la luz convertida en un elemento de creación artística.

La filosofía centrada en el ser humano se ha materializado aún más con actualizaciones ergonómicas mejoradas en el interior. Estas actualizaciones incluyen una pantalla y un software de infoentretenimiento actualizados, la sustitución de los puertos USB-A existentes por puertos USB-C y una reordenación sutil pero impactante de los controles del habitáculo para optimizar la facilidad de uso. Los mandos del volante también han recibido un cambio de color, un tono más oscuro, que facilita al conductor la lectura de los botones para una experiencia de conducción conectada. Cuenta con las últimas funciones de infoentretenimiento, con funcionalidad ampliada para smartphones. Las instrucciones de navegación pueden mostrarse ahora en la pantalla de conducción activa. Esta función mejora la seguridad y la comodidad de los usuarios.

Mecánicamente, Mazda ha puesto al día su revolucionario motor Skyactiv-X, que ahora pasa a denominarse e-Skyactiv X. Se trata de una evolución que permite a este singular propulsor de gasolina con encendido por compresión controlado por chispa ofrecer un mayor rendimiento pero mejorando aún más su eficiencia. La unidad e-SkyactivX de 2.0 litros ve mejorado su rendimiento, ya que ahora cuenta con 6 CV adicionales de potencia y 16 Nm extras de par. Como resultado, la potencia máxima pasa de 180 a 186 CV (137 kW) a 6.000 rpm y el par máximo sube hasta 240 Nm a 4.000 rpm. También se produce una mejora en el consumo de combustible, que se ha reducido en hasta 0,5 litros/100 km, y las emisiones de CO2 que han bajado en 8 g/km.

En materia de seguridad, el CX-30 2024 incluye cuatro actualizaciones de varios sistemas i-activsense recientemente mejorados que trabajan en tándem para garantizar la máxima seguridad: la incorporación de la alerta de distracción del conductor, la mejora del funcionamiento nocturno del frenado de emergencia autónomo, la mayor precisión del sistema del asistente de velocidad inteligente y las mejoras del rango de velocidad del asistente de tráfico y crucero. También incluye importantes actualizaciones de ciberseguridad para protegerlo de las amenazas informáticas. Con estas actualizaciones, el coche es ahora más seguro que nunca. En cuanto al sistema de navegación actualizado se dispone ahora de mejoras en la funcionalidad de mapas todoterreno que funcionan junto con un sensor giroscópico 3D para calcular con precisión la posición del vehículo, incluso en zonas donde la recepción GPS es deficiente.

Al volante, la conducción es sumamente agradable y eficiente. Y ello es debido a que las mejoras tanto en potencia como en eficiencia se han logrado bajando aún más la relación de compresión del motor de 16.3: 1 a 15.0: 1. Las modificaciones incluyen la mejora del control de combustión, el rediseño de los pistones y la actualización del software de hibridación Mazda M Hybrid. Esto no solo da como resultado una banda operativa más amplia de eficiencia de combustión, sino que también proporciona un encendido aún más estable, lo que reduce aún más el riesgo de autoencendido debido a la variabilidad de la calidad del combustible en diferentes mercados. El motor e-Skyactiv X puede estar asociado a una transmisión manual o automática de seis velocidades, además de poder elegir entre tracción delantera e integral.

En resumen, estamos ante un vehículo muy completo que atesora todo aquello que hoy en día solicitan los usuarios: seguridad, economía, amplitud, eficiencia y tecnologías competitivas que hagan de los viajes algo placentero, lúdico; una experiencia en si misma, con detalles como una base de carga inalámbrica, que garantiza que el dispositivo móvil se mantenga completamente cargado en viajes largos sin necesidad de cables de carga o una pantalla central mejorada de 10,25 pulgadas que permite a los conductores ver fácilmente la información en tiempo real, y la vista del mapa de navegación más amplía gracias a los marcos transparentes de la pantalla. Y todo el conjunto implementado en un diseño muy atractivo y de gran personalidad, como todos los productos de la firma nipona. El nuevo Mazda CX-30 2024 arranca de los 30.590 euros.