Por ello, si el accidente se ha producido por culpa del mal estado de conservación de la carretera, tiene derecho a reclamar a la Administración titular de la vía en donde haya ocurrido el accidente, la indemnización por los daños y perjuicios que se le hayan ocasionado, al incumplir el deber de mantenerla y conservarla en las mejores condiciones de seguridad. El plazo para reclamar la indemnización es de un año. Es necesario acreditar la relación causal entre su daño y el mal estado de la carretera. Por ello, recabe todas las pruebas que le sean posibles: atestado, fotos, testigos, etc…

 

Fuente: Automovilistas Europeos Asociados (AEA)


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido