“Aunque la última comunicación del Gobierno nos ha animado un poco, en estos momentos la situación en la que nos encontramos es bastante desastrosa, ya que evidentemente está todo parado, pero lo más preocupante es que no sabemos con exactitud cuándo empezaremos ni de qué manera lo haremos. Nosotros nos dedicamos al sector del ocio, que es el último en el que se piensa al diseñar la vuelta a la actividad, pero no se es consciente que detrás de los que organizamos carreras hay muchas familias que viven de esto: mecánicos, equipos, proveedores… Así que espero que en un momento dado también se nos tenga en cuenta”.

“Este año lo único que hemos podido hacer ha sido el Rally Lloret de Mar, pocos días antes de que empezara todo. Fue un rally en el que vivimos un notable éxito pero la verdad es que estamos en un momento muy complicado ya que, entre otras muchas cosas, si por ejemplo abren los circuitos pero no hay hoteles ni restaurantes funcionando tampoco podremos hacer nada, porque si no sabemos donde alojarnos no nos sirve de mucho”.

“De momento estamos manteniendo el calendario de competición, hemos tenido que hacer alguna variación pero diría que no será aún el definitivo. Yo me daría como satisfecho si empezamos en verano o a finales de éste y terminamos la temporada con normalidad. Después de la comparecencia del presidente del Gobierno del pasado martes, anunciando algunas medidas que se quieren empezar a aplicar, parece que vemos cierta luz al final del túnel y el panorama pinta un poco mejor. Ahora ya podemos empezar a definir unos programas de carreras viables y ponernos en marcha. Lo que haremos ahora será establecer un protocolo de acción para que se nos de el permiso definitivo y poder iniciar la actividad”.

“En el calendario de este año tenemos tres pruebas entre octubre y noviembre y, si todo va como tendría que ir, esto nos favorece. Nuestra idea es mantener las cinco pruebas en el caso del GT-CER y las cuatro de los Oldtimers. Otras pruebas como la Pujada a Alp 2500, que está prevista para los días 10 a 12 de julio, si no la pudiéramos llevar a cabo en la fecha prevista no nos quedaría otra solución que hacer como con La Trona, aplazarla hasta 2021, pero aún hay muchas esperanzas de que la podamos organizar”.

“El futuro de las carreras en circuito y de los rallyes dependerá mucho de los clientes. La economía quedará muy tocada con lo que estamos viviendo y yo creo que regresaremos a la situación de hace 6 o 7 años, nos tendremos que readaptar, pero creo que si en ese momento salimos adelante ahora también lo haremos”.

“Este año tengo previsto volver a competir como piloto en el GT-CER, repitiendo con Josep Mayola, y también correr algún rally. Está claro que no es bueno estar tanto tiempo sin subir al coche, pero yo tampoco me dedico actualmente a esto de una manera 100% profesional como otros pilotos, en este sentido me afectará poco el hecho de estar un tiempo parado y, además, será una cosa generalizada, así que estaremos todos más o menos igual. Eso sí, cuando arranquemos lo haremos todos con muchas ganas ¡posiblemente más que nunca!”.

 

Relatos desde casa: Francesc Gutiérrez
Máximo responsable de V-Line Org. y piloto de carreras durante 30 años


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido