El origen del producto data de 1949. Ningún otro vehículo comercial del mundo se sigue ofreciendo ininterrumpidamente desde hace tanto tiempo.

La nueva generación ofrece un diseño carismático que se ha renovado y perfeccionado, especialmente el frontal que acentúa su anchura y le otorga una fisonomía especial. El Caravelle, especialista en el transporte de personas, ofrece hasta nueve plazas.

Además de cubrir las exigencias digitales, el nuevo tablero de instrumentos ofrece mucha utilidad para el día a día. Se ha añadido un compartimento portaobjetos adicional en la zona del conductor, otro abierto de mayor tamaño y una bandeja adicional ubicada delante del acompañante, así como portabebidas en el área de los pilares A y una bandeja más grande para el smartphone con interfaz inductiva opcional de recarga. El volante multifunción también es novedad y ahora dispone de la tecla «View», con la que se seleccionan diferentes configuraciones con un solo clic. También se ofrece como opción la carga inductiva para teléfonos móviles compatibles.

La Volkswagen Caravelle puede presumir de una conectividad tan válida para el trabajo como para el tiempo libre. Por primera vez integra el salpicadero digital. Entre las novedades de la gama incorpora el control por voz con procesamiento del lenguaje natural. También incorpora el sistema de reconocimiento de señales de tráfico y la protección de los flancos, reduciendo así el riesgo de que se produzcan daños gracias a sensores de ultrasonido. El asistente de salida del aparcamiento evita que se produzcan accidentes cuando el conductor sale marcha atrás, avisándole de la aproximación o presencia de otros vehículos, peatones o bicicletas. Asimismo, se ofrece también de serie el nuevo asistente para viento lateral que estabiliza el vehículo automáticamente.

De la tracción se ocupan motores diésel de última generación. El turbodiésel más eficiente ofrece potencias de 110 CV, 150 y 198 CV. A partir de 150 CV es posible combinar el TDI con el sistema de tracción total 4Motion. Todos los motores del renovado T6 TDI cumplen la nueva norma de emisiones de gases de escape Euro 6d Temp-Evap. Nuestra unidad de pruebas albergaba un sensacional propulsor de 150 CV, muy competitivo en todos los parámetros a estudio: prestaciones, bajísimos consumos, silencio rutero, buenas cifras de recuperación y suficiente agilidad como para no estar pendientes más de lo imprescindible de un excelente cambio manual de seis velocidades.

Al volante, la respuesta de la dirección electromecánica es directa, ágil y precisa. Se nota que se han optimizado las suspensiones convencionales y han sido reguladas para un mayor confort y una mejor dinámica de conducción. Con la introducción del sistema de suspensión adaptativa de la segunda generación se han ampliado también las posibilidades de reglaje. Ahora, el conductor puede ajustar la suspensión deseada accionando el interruptor deslizante de la función de selección de perfiles de conducción. Los conocidos sistemas de antideslizamiento y frenada se amplían en la función XDS que mejora las prestaciones de tracción y manejabilidad a través de intervenciones suaves del freno.

En resumen, el Volkswagen Caravelle T6 Trendline 2.0 TDI 150 CV 6 velocidades da un salto a la era de la digitalización con acceso permanente a internet e indicadores de información digitales. Ofrece nuevos asistentes de conducción semiautónomos y actualiza sus equipamientos y su imagen, manteniendo las señas de identidad características y la funcionalidad que siempre ha caracterizado a sus seis generaciones, con un diseño inconfundible y atractivo combinado con el máximo aprovechamiento del espacio. El precio del producto analizado es de 41.495 euros.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido