El interior combina ergonomía con espacio. Al igual que los acabados de la puerta delantera, el panel de instrumentos con su pantalla táctil central elevada también presenta una superficie de espuma suave de alta calidad. La iluminación ambiental, los tonos cálidos y las costuras en color de contraste en la tapicería de los asientos crean una atmósfera agradable. A pesar de la instalación de los depósitos de gas natural, el Skoda Scala G-TEC tiene un maletero grande, con un volumen total de 339 litros.

En materia tecnológica y de seguridad el producto incluye de serie luces delanteras y traseras LED, mientras que las versiones full-LED son opcionales y, por primera vez vienen con intermitentes traseros dinámicos. El coche tiene hasta nueve airbags, incluyendo un airbag de rodillas para el conductor y, por primera vez en este segmento, airbags laterales traseros opcionales. En caso de una colisión inminente, está disponible opcionalmente la función de protección de los ocupantes que cierra automáticamente las ventanas y tensiona a tiempo los cinturones de los asientos delanteros.

A nivel de equipamiento, el Skoda Scala G-Tec está disponible con los niveles de acabado Active, Ambition y Style, y dispone de discos de freno en las cuatro ruedas. Entre su equipamiento de serie se encuentra el asistente de mantenimiento de carril, Front Assist con frenada de emergencia en ciudad y faros de LED delanteros y traseros. Por último, la ubicación de los tres depósitos de GNC permiten que el Scala G-Tec tenga un maletero de 339 litros frente a los 467 litros de las versiones con motor de combustión tradicional.

Al volante, el Skoda Scala G-TEC es un producto seguro. Muchos de sus sistemas de asistencia ya se han visto previamente en segmentos superiores. La dirección es precisa, la frenada óptima, el sistema de suspensiones acompasa de manera eficaz comodidad y seguridad y el cambio, manual de seis velocidades, es excelente en todos sus apartados a análisis. Es un automóvil cómodo y amplio, con buenas terminaciones y notable conectividad. Yendo a la cuestión mecánica, con esta versión hay que tener muy presente dónde y cuándo repostamos o el viaje puede resultar desagradable. Apenas hay gasineras de GNC en España y es un asunto en el que hay mucho trabajo por delante por parte de los fabricantes.

Por lo demás, hablamos de un producto que cumple de manera solvente con todas las expectativas del conductor medio español que busca en el mercado básicamente vehículos con buen precio de adquisición que cumplan con los principios básicos que no son otros que la seguridad, la economía de uso y mantenimiento, la robustez y solvencia mecánica. Además, implementa un buen número de aditamentos tecnológicos que hacen de los viajes una experiencia placentera. Un automóvil, en suma, muy completo y convincente, con personalidad, que, en conjunto, amalgama los estándares de calidad exigibles en la actualidad. El precio del Skoda Scala G-TEC es de 13.750 euros.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido