A pesar de haber vivido períodos de incertidumbre y con importantes retos en el sector, los concesionarios han conseguido resistir y seguir generando empleo y riqueza. Esta ha sido su aportación a la economía nacional por comunidades autónomas:

Los más de 43.000 millones de euros facturados durante 2019 han servido para contribuir en el total del PIB nacional un 3,1%. Sin embargo, no todas las comunidades lo han hecho en el mismo porcentaje. Entre las comunidades autónomas que más han aportado, según la Memoria de Actividades de 2019 de Faconauto, han sido la Comunidad de Madrid (4,5%) Castilla La Mancha (3,4%); y Andalucía, Canarias y la Comunidad Valenciana (3,3%).

La facturación total de todos los concesionarios españoles ha caído un 4,3% en comparación con el año anterior. Pero no todas las regiones han disminuido su facturación. Canarias y Castilla La Mancha han sido las únicas que han mejorado sus números con respecto a 2018. En concreto, un 19,8% más en las Islas Canarias y un 6,4% en Castilla La Mancha.

Por el lado contrario, las que más varían de forma negativa son La Rioja (-17,1%), Aragón (-14,9%) y Galicia (-10,1%). Por áreas de negocio, los vehículos de ocasión son los únicos que logran incrementar su porcentaje de facturación con respecto al año anterior. Lo hacen en un 11,1% más. Por su parte, los vehículos nuevos caen un 6,5% y el taller un 10,5%.

A pesar de todo ello, la rentabilidad de las redes de concesionarios se sitúa en el 1%. Baja respecto a 2018 pero sigue siendo superior a los números obtenidos en 2014.

Sin embargo, en un contexto más amplio, se observa que la rentabilidad de los distribuidores era del 2,3% en el año 2014. Desde la llegada de la crisis de 2008, la tendencia ha sido negativa y no se han logrado recuperar los niveles previos.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido