Respecto a la velocidad, la DGT ha detectado un mayor número de conductores circulando a velocidades superiores a las establecidas. Concretamente en los 180 puntos de control en los que se ha realizado el estudio, el porcentaje de conductores que circulaban con exceso de velocidad ha aumentado un 30%, respecto a los que lo excedían en febrero de este mismo año, antes del confinamiento.

En febrero, por cada 10.000 vehículos que pasaron por delante de un radar 54 fueron denunciados, frente a los 70 que han sido denunciados durante el pasado fin de semana.

El aumento de velocidad en la circulación ya se constató durante el periodo del estado de alarma y pudo estar relacionado con la falsa sensación de seguridad y de infalibilidad por parte de los conductores.

Estos excesos de velocidad también se reflejan en el día a día. Durante esta semana Tráfico está llevando a cabo una campaña de intensificación de la vigilancia de la velocidad. En los controles los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil están detectando mayor número de infracciones por velocidad e incluso han puesto a disposición judicial a varios conductores como presuntos autores de un delito contra la seguridad vial, al circular a velocidades superiores a los 200km/h

La pérdida del hábito de conducir después de tres meses de confinamiento, las ganas por coger el coche y llegar rápido a la segunda residencia o al lugar de vacaciones, incluso sin hacer parada alguna a descansar por miedo al contagio, son factores todos ellos que incrementan la posibilidad de provocar o tener un accidente. Si a esto se le suma que los niveles de tráfico están por debajo a los registrados en el verano pasado (un 7% menos en los días laborales y un 22% menos en los fines de semana) son circunstancias que pueden llevar al conductor a no cumplir los límites de velocidad establecidos para llegar antes al destino.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido