El 63% de los profesionales de la formación y la población afirman que hay muchas dimensiones de la formación del conductor que es imprescindible aprenderlas de manera presencial. La sensibilización, la concienciación, la percepción de riesgo o los valores en el tráfico, es vital trabajarlos de manera presencial. Más de la mitad de los profesionales de la formación opinan que la enseñanza presencial es mucho mejor.

Las ventajas de la formación on-line están más relacionadas con la comodidad, la flexibilidad, los horarios, o la ausencia de desplazamientos. A la formación presencial se le atribuyen valores como calidad, eficacia, preparación, motivación interacción con el profesor, resolución de dudas, etc.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido