En un análisis por canales de venta, se estima que las operaciones con usados procedentes de empresas de rent a car ascenderán casi un 40% en 2023, hasta alcanzar las 132.506 unidades. Por su parte, las ventas de usados procedentes de contratos de renting ya finalizados aumentarán un 18% en 2023, hasta rozar las 126.000 unidades.

A pesar de la recuperación de la oferta de vehículos usadosjóvenes, las previsiones continúan reflejando un fuerte protagonismo de los modelos de más de diez años. En este sentido, se estima que los modelos más antiguos concentren el 58,6% de las transacciones, lo que supondría un 0,4% más que en 2022, situándose en 1.153.349 unidades vendidas en el año. Y es que el precio se sitúa como el factor determinante para tomar la decisión de compra de un vehículo.

El presupuesto medio de los compradores de un vehículo de ocasión se sitúa en los 16.560 euros, frente a los 17.700 euros del año pasado, lo que supone una reducción de más del 6% en estos tiempos de subidas de tipos de interés e incertidumbre económica.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido