Asimismo, tal y como recoge la ley, “…la licencia (autonómica) producirá efectos en los ámbitos estatal y autonómico, desde el momento en que se inscriba en el registro de la federación deportiva autonómica”.

Esto significa que todas las licencias autonómicas facultan a su titular a participar en competiciones de ámbito estatal en cualquier parte del territorio nacional. El hecho de crear una licencia autonómica de exclusiva validez para una comunidad autónoma no solo vulnera la ley, sino que implica para sus federados la supresión de unos derechos que les ha concedido una ley general del estado. Por tanto, tratar de emitir una licencia autonómica que cercene estos derechos, supondría un claro fraude de ley.

La Real Federación Española de Automovilismo ya ha dado traslado de este hecho al Consejo Superior de Deportes, con el fin de preservar los derechos de todos los federados de este deporte.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido