La mayor parte de ellos mantienen sus oficinas abiertas, aunque sin clientes. Las reservas en algunos lugares se han esfumado: no hay viajeros, no hay coches alquilados. Pero la inversión sigue allí y en muchos casos también las oficinas abiertas.

Las reservas para los meses siguientes también han caído significativamente. En Estados Unidos, uno de los países que hasta estos días parecía que estaba al margen de esta crisis, las reservas para abril han caído un 60 por ciento.

Recientemente, la mayor parte de los rent-a-car incorporaron la cancelación de la reserva sin coste, con lo que en estos momentos prácticamente no tienen ingresos dado que se ha producido la cancelación de la mayor parte de los contratos.

Avis Budget, el primer grupo mundial de rent-a-car, ha anunciado que pone en marcha un programa inmediato de recorte de 400 millones de dólares en gastos. La compañía ha encargado a su servicio financiero que refinancie sus fuentes bancarias ante la crisis que pueda extenderse. Enterprise, otra de las grandes, dijo que “una parte importante de nuestras agencias sigue abierta” aunque los destinos más turísticos han cerrado. Sixt también mantiene abierta la mayor parte de sus oficinas aunque se han reducido horarios. En España, Italia y Austria, donde las cosas están peor, las oficinas cerradas son más.

Las empresas han optado por ampliar las reservas no cancelables para el futuro porque de lo contrario, piensan, con tanta incertidumbre, las reservas serían mínimas. Hertz ha bajado la edad de alquiler de los 20 a los 18 años, por su hubiera un pequeño nicho de mercado no atendido. Avis ahora no cobra un plus para los menores de 24 años.

En muchas empresas de España, los despidos en las oficinas centrales se han presentado hace bastantes días, dada la caída total de los ingresos.

 

Fuente: preferente.com

 


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido