Con este propósito, la institución suministrará un total de 171 vehículos 100% eléctricos a 122 localidades de menos de 50.000 habitantes.

El presidente de la Diputación, Carlos Mazón, presidió ayer en los jardines del Palacio el acto de entrega de los automóviles correspondientes a la primera convocatoria de esta legislatura creada con este fin. Medio centenar de alcaldes participaron en la recogida simbólica de las llaves de estos coches que se destinarán a la prestación de distintos servicios municipales.

De los 98 vehículos que ya ha adquirido la Diputación, 57 son camiones de la marca DSFK, con caja abierta, laterales elevados y una autonomía superior a los 100 kilómetros, que se utilizarán para la recogida, eliminación y tratamiento de residuos. El resto, 41 en total, son turismos Peugeot 2008 ACP, con tracción 4×2 y una autonomía de más de 200 kilómetros, que se destinarán a protección civil o a la prestación de servicios públicos de seguridad y orden.

Por comarcas, los municipios que han recibido estos automóviles en L’Alcoià-El Comtat son Agres, Alcocer de Planes, Alcoleja, Alfafara, Banyeres de Mariola Balones, Benasau, Beniarrés, Benilloba, Benillup, Benifallim, Benimassot, Castalla, Facheca, Famorca, Gaianes, Gorga, Quatretondeta, L’Alqueria d’Asnar, Lorcha, Millena, Penáguila, Planes y Tibi.

En la Marina Alta se han beneficiado de la primera convocatoria las localidades de Beniarbeig, Benigembla, Benissa, Castell de Castells, El Poble Nou de Benitatxell, El Ràfol d’Almúnia, El Verger, Els Poblets, Gata de Gorgos, L’Atzúbia, La Vall d’Alcalà, La Vall de Laguar, Llíber, Murla, Ondara, Orba, Parcent, Pedreguer, Pego, Sanet y Negrals, Senija, Teulada, Tormos, Xaló y la EATIM Llosa de Camacho, mientras que en la Marina Baixa lo han hecho Benifato, Bolulla, Callosa d’en Sarrià, Confrides, El Castell de Guadalest, Finestrat, L’Alfàs del Pi, La Nucía, Orxeta, Polop, Relleu, Sella y Tàrbena.

El reparto también ha llegado a Albatera, Algorfa, Benejúzar, Benferri, Benijófar, Bigastro, Catral, Cox, Daya Nueva, Dolores, Formentera del Segura, Guardamar del Segura, Jacarilla, Los Montesinos, Rafal, Redován, Rojales, San Fulgencio, San Isidro y San Miguel de Salinas, en la Vega Baja, y a Aigües, Agost, Busot y Xixona, en l’Alacantí.

Finalmente, en la zona del Vinalopó han obtenido vehículos las poblaciones de Algueña, Aspe, Beneixama, Biar, Cañada, Hondón de los Frailes, Hondón de las Nieves, El Camp de Mirra, La Romana, Monóvar, Pinoso y Salinas.

La segunda convocatoria, dotada con dos millones de euros y puesta en marcha por la Diputación de Alicante para llegar a los consistorios que se quedaron fuera de la primera, se ha resuelto recientemente y permitirá distribuir próximamente 73 vehículos entre 55 municipios.

Los automóviles, que en esta ocasión son de la marca Opel Combo-e Life, se emplearán, al igual que la remesa anterior, en la prestación de servicios municipales.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido