En concreto, las matriculaciones de turismos y todoterrenos registran una fuerte caída de las entregas, con un descenso de las ventas del 25,8%, hasta las 96.785 unidades vs junio 2019. El acumulado del año registra una caída del 34%, hasta las 456.833 unidades, respecto del mismo periodo de hace dos años. Esto supone haber perdido, en los seis primeros meses del año, al menos un tercio del mercado respecto de un año convencional. La comparativa se mantiene sobre 2019 por las especiales circunstancias de mercado en junio de 2020.

En este sentido, las matriculaciones han registrado una cierta mejoría en comparación con el mismo mes de junio de 2020, con un crecimiento del 17,1%, y un aumento del 34,4% para el acumulado del año. Hay que recordar que, en junio, los puntos de venta todavía estaban realizando un proceso de reapertura tras el confinamiento general y subsistían ciertas restricciones de movilidad.

Por canales, el canal de alquiladores recupera cierto tirón por la recuperación del turismo, pero no consigue superar los registros de 2019, cayendo sus ventas un 29%. La caída en el canal de particulares es grave, registrando menores ventas tanto respecto de 2019 (-28%) como de 2020 (-19%). La próxima reducción temporal del Impuesto de Matriculación, que entrará en vigor previsiblemente en este mes de julio, puede ser un empuje para las entregas en este canal, el de mayor volumen y el más sensible a estas variaciones de precio. Esta rebaja, sumada a la recuperación del turismo y de cierta actividad económica por la vacunación, podría impulsar las ventas en el segundo semestre, aunque se quedarán sin duda por debajo de los registros de 2019.

Las emisiones medias de CO2 de los turismos vendidos en el mes de junio se quedan en 123,8 gramos de CO2 por kilómetro (WLTP), un 9,9% inferior a la registrada el año pasado en este mes.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido