Lo hacían dentro de una de las categorías de acceso a la élite de esta especialidad, donde concurren esta temporada como abanderados del programa de promoción de jóvenes talentos que tutela la RFEDA (Real Federación Española de Automovilismo) y respalda el CSD (Consejo Superior de Deportes).

Aunque sendos percances dejaran fuera de carrera prematuramente a Jan Solans y Pepe López, ambos dejaban bien alto el pabellón nacional, certificando ante el cronómetro la velocidad y el talento que atesoran desde los compases iniciales de la primera cita sobre tierra puntuable para uno de los certámenes más exigentes e igualados de la escena mundialista.

El madrileño y su nuevo copiloto, Diego Vallejo, anotaban la primera especial del Rallye de Portugal, erigiéndose como líderes. Jan Solans y Rodrigo Sanjuán les relevaban en la segunda especial, posicionándose a partir de entonces al frente de la clasificación el Citroën C3 Rally2 con el que los líderes del S-CER (Supercampeonato de España de Rallyes) sumaban también conjuntamente su primera victoria parcial en una cita internacional.

Aunque así lo habían previsto, finalmente ninguno de los dos equipos Rallye Team Spain podía reengancharse a la carrera. Pepe López optaba por pasar página y concentrar ya sus energías de cara a la próxima prueba del WRC3, el Rallye de Italia Cerdeña, donde Jan Solans, dolorido de una mano tras el vuelco que sufrió en la quinta especial, tiene previsto lucir también dentro de dos semanas, junto al bicampeón del SuperCER, los colores del Rallye Team Spain.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido