El interior es el propio de un producto premium, con un habitáculo muy amplio y cómodo. Se ha logrado el mejor espacio disponible para las piernas y el equipaje en su segmento gracias a que los asientos de segunda fila son deslizantes, capaces de moverse fácilmente hacia adelante o hacia atrás hasta 150 mm. Los asientos con envolventes y confortables. Viene de serie con un cargador inalámbrico, y entre las sofisticadas opciones encontramos el sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil central de 8 pulgadas, y un sistema de sonido de primera calidad.

Entre las tecnologías de asistencia al conductor disponibles están el control de crucero adaptativo con stop & go, el reconocimiento de señales de velocidad y las novedosas funciones de centrado en carril con asistencia del punto ciego, que incrementan la comodidad en las situaciones de conducción con múltiples paradas y arranques, y optimizan la seguridad en la autopista y de alerta de tráfico cruzado, que controla y evita potenciales colisiones con otros vehículos que vengan por los carriles paralelos. Arranca e inicia el movimiento utilizando únicamente energía eléctrica; es decir, de un modo silencioso, lo que potencia una experiencia de conducción verdaderamente relajada. El sistema de aparcamiento asistido permite realizar maniobras de estacionamiento totalmente automatizadas con solo pulsar un botón.

El Ford Kuga híbrido autorrecargable combina un propulsor de 2,5 litros muy eficiente con un motor eléctrico a batería y tracción a las cuatro ruedas en el caso de nuestra unidad de pruebas. Recupera la energía que normalmente se pierde al frenar. Es similar al EcoBlue Hybrid, pero con una batería más grande que puede almacenar más energía para mejorar aún más el ahorro de combustible e, incluso, recorrer distancias cortas solo con energía eléctrica. Lleva una batería de 1,1 kWh, la cual se carga de manera automática gracias al trabajo del motor de gasolina de 2,5 litros de ciclo Atkinson, y a la recarga regenerativa que se produce al arrancar o al frenar. Es suave de conducir y muy eficiente, con una capacidad de remolque de hasta 1,6 toneladas.

Al volante, el sistema de propulsión ofrece una aceleración suave y lineal, al tiempo que cambia automáticamente entre el modo eléctrico puro, el híbrido o el de gasolina, con el apoyo de un controlador del generador rediseñado. La última generación de la transmisión está diseñada específicamente para funcionar con el motor de gasolina de 2,5 litros, ajustando sin problemas las relaciones para obtener un rendimiento y un consumo de combustible óptimos en una serie de condiciones de conducción. La tracción integral mide el agarre de los neumáticos a la superficie de la carretera y ajusta la entrega de par entre el eje delantero y el trasero para una mayor seguridad. Puede recorrer hasta 1.000 kms con un solo depósito. Consume 5,4 l/100 km, con emisiones de CO2 de 125 g/km WLTP. Su depósito de combustible es de 54 litros.

En resumen, el nuevo SUV híbrido autorrecargable Kuga Hybrid combina y cambia automáticamente del motor de gasolina al eléctrico, gracias a lo cual ofrece una muy alta autonomía y una experiencia de conducción placentera. Su sofisticado sistema híbrido completo genera un total de 190 CV de potencia, y al cargarse sin necesidad de enchufes es muy cómodo. La simulación de cambios de marcha y la tracción integral inteligente optimizan el placer de conducción. Esta tecnología tiene un impacto mínimo en el consumo; la función de desconexión de la tracción a las cuatro ruedas favorece aún más la optimización de la eficiencia del combustible, ya que automáticamente pasa a la tracción delantera en condiciones de conducción favorables. El precio del Ford Kuga Vignale 2.5 DTEC FHEV 190 CV AWD es de 40.200 euros.

 


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido