José María Riaño, secretario general de Anesdor, ha considerado que “hay que abordar la siniestralidad de los vulnerables de forma integral: la pacificación del tráfico en las ciudades es muy importante. Estos cambios contribuirán a reducir significativamente la gravedad de los siniestros”.

En 2019 los usuarios vulnerables (peatones, ciclistas y motoristas) fueron el 53% de las víctimas por accidentes de tráfico en España y esta cifra alcanzó el 82% en las ciudades. La reducción de las velocidades a 30 km/h en vías de un único carril por sentido de circulación, a 50 km/h en vías de 2 o más carriles por sentido y a 20 km/h en vías que dispongan de plataforma única de calzada.

Adicionalmente, también se ha aprobado el anteproyecto de modificación de la Ley de Tráfico. En este contexto, Anesdor ha considerado relevante el incremento de las sanciones a quienes no usen el casco abrochado y la propuesta de bonificar con puntos del carné la realización de cursos de conducción segura.

Riaño ha explicado que “solo si conseguimos dar valor a la formación continua tras obtener el permiso conseguiremos que los ciudadanos apuesten por mejorar sus aptitudes. Para esto es fundamental la certificación y creemos que el trabajo en esta línea de la DGT dará buenos resultados a medio plazo”.

El sector de la moto considera la seguridad vial una prioridad absoluta. ACEM, la Asociación de Fabricantes de Motocicletas Europea, ha desarrollado una estrategia, que ya está trabajando a nivel nacional en España, para el próximo decenio. Está fundamentada en tres ejes: la mejora de la tecnológica de los vehículos, la necesidad de infraestructuras bien diseñadas y adecuadamente mantenidas y la formación de usuarios responsables y bien preparados.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido