En un análisis por antigüedad, los datos revelan que uno de cada cuatro turismos (25,6%) de segunda mano vendidos en lo que va de año tenía entre cero y cinco años. En concreto, estos modelos jóvenes registraron un total de 446.639 unidades, lo que supone un 6,5% más que en el mismo periodo del año pasado.

Esta subida de las ventas de usados de hasta cinco años tiene que ver con la recuperación del stock, una vez superada de la crisis de los chips. De hecho, empresas de renting y de rent a car, que el año pasado tuvieron que retrasar la renovación de sus coches por las tensiones en la cadena de suministro, registran crecimientos de más del 30% en sus operaciones con vehículos usados, lo que pone de manifiesto que ya renuevan flota con normalidad, inyectando al mercado una oferta muy demandada por su relación calidad/precio.

En concreto, las operaciones con turismos usados procedentes de contratos de renting ya finalizados subieron un 34,4% hasta noviembre. Por su parte, las ventas de usados procedentes de empresas alquiladoras acumulan una subida del 30,4% en lo que va de año.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *