El Automóvil Club de Alicante ha emitido un comunicado en el que asegura que «siempre ha tenido claro que, cuando un municipio, en este caso Sant Joan d’Alacant, se vuelca con una prueba de automovilismo como la nuestra, y nos ayuda de manera importante, ya no solo económicamente, sino también con servicios, la prueba debe intentar devolverle o producirle el mayor retorno posible de la inversión en forma de dejar riqueza o gasto en el municipio, tanto en sus establecimientos de hostelería, como en los comercios, hoteles, etc».

«Si debido a las restricciones existentes, ni los participantes ni los componentes de la organización pueden desayunar o tomarse un café antes de comenzar, ni cuando lleguen los participantes a meta, poder comer o tomar algo, ni los vecinos se pueden acercar con tranquilidad a ver los vehículos en el parque cerrado, ni la prensa puede hacer fotos, reportajes y entrevistas a los participantes, ya sea antes de la salida, después de la meta, o en los tramos de clasificación, ni se puede hacer una entrega de trofeos digna, es preferible aplazar la prueba a un momento en el que sea posible todo esto, aunque no sea de la forma que todos quisiéramos, y aunque tengamos vigentes algunas restricciones», según continúa señalando el club decano del automovilismo autonómico valenciano en la nota emitida hoy.

El ACA finalmente apela a la comprensión de todos ante la decisión adoptada y agradece la confianza de la afición.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido