Será nada más terminar la carrera de MotoGP.

Cheste quiere recordar a los miles de aficionados que esta temporada no podrán asistir. Mil metros de traca desde la escapatoria de la curva Doohan hasta la tribuna blanca recordarán a los 100.000 aficionados que año tras año llenan las gradas del Circuit para celebrar el final de la temporada de MotoGP.

El ganador de la carrera de MotoGP será el encargado de encender la traca una vez terminada la carrera. Desde entonces, cerca de un minuto de explosiones recorrerá las tribunas oeste, azul, verde y roja antes de que los pilotos lleven a cabo el habitual protocolo de entrega de premios en el podio del Circuit Ricardo Tormo.

Pirotecnia del Mediterráneo contribuirá al homenaje a los aficionados con la instalación de la traca y se asegurará de que todo se desarrolla como está previsto, tal y como ha venido haciendo en las últimas ediciones del Gran Premio Motul de la Comunitat Valenciana.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido