Según recoge Europa Press, estas estimaciones se incluyen en la memoria de impacto presupuestario que acompaña al decreto ley aprobado por el Consejo de Ministros. Las predicciones del Gobierno se han realizado en base a dos factores: la tasa interanual de crecimiento de vehículos en España; y el impacto de programas de ayudas anteriores.

Si se renovasen 300.000 vehículos, se agotaría el total de presupuesto de 250 millones. Pero, lo más positivo, es que con la anterior cifra el Gobierno asegura que estaría garantizado el retorno de la inversión. Se obtendrían 425 millones de euros, de los cuales unos 300 millones vendrían de la recaudación del IVA y del impuesto de matriculación.

Del mismo modo, la ejecución del Plan generaría nuevos gastos al Estado aunque muy inferiores a la previsión de ingresos. El Gobierno reconoce que el decreto ley crea nuevas cargas en el marco del Plan Renove 2020, por un total de 15,9 millones de euros. Siempre dentro de una estimación de 300.000 solicitudes de ayuda y expedientes a gestionar.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido