Además, se ha trabajado en los pianos de las curvas dos, cinco, seis, ocho, diez y once para ajustarlos a las homologaciones tanto de la Federación Internacional de Automovilismo como de Motociclismo.

Los operarios han provechado los días sin ocupación del trazado valenciano para llevar a cabo distintas tareas de mantenimiento que facilitarán la puesta a punto de las instalaciones de Cheste para su fin de semana más importante del año, el del Gran Premio de la Comunitat Valenciana.

Semanas antes de la celebración del evento se ultimarán los trabajos de pintura y decoración para asegurar la mejor imagen posible del Circuit Ricardo Tormo.

Finalmente, tanto en el exterior de la curva Doohan como en el exterior de la curva Bernat Martínez se han eliminado zonas de césped y de gravilla para ampliar el área de seguridad con hormigón tal y como solicitaron en su día desde la comisión de seguridad de MotoGP.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido