Se habían inscrito 70. El fin de semana del 21 y 22 de octubre estuvo marcado por las condiciones atmosféricas cambiantes, con cielo despejado el sábado tras la niebla a primera hora de la mañana, pero con el cielo nublado en la jornada del domingo y la amenaza de lluvia que terminaría apareciendo y cayendo con más intensidad a medida que avanzaba la matinal, lo que provocaría que no se llegasen a disputar las finales de Car Cross y División 1, al no estar la pista en condiciones óptimas para el desarrollo de las mismas, por lo que en ambas categorías sólo se otorgaron el 75% de los puntos establecidos, como indica el reglamento.

En la División 1, el barro acumulado sobre la pista con una superficie muy deslizante impedía disputar la final por lo que la clasificación quedó establecida a partir de la puntuación de las mangas clasificatorias y así Rafael Gallardo finalizaba en primera posición, pero insuficiente para proclamarse campeón cuyo título recaía finalmente en Tomás Aranda, que se clasificaba tercero tras su hijo Rodrigo.

En la División 2, Jonathan Vázquez se imponía claramente en una manga que dominó desde el inicio a pesar de que la presión de Iván Cordero estuvo a punto de surtir efecto. Cristian Escribano completaba el podio mientras el ya campeón, Gabriel Serrano, concluía sexto tras Julio Sotelo y Roberto Martínez.

En la División Buggy, la final era para Joan Enric de María, que ya partía a la misma como campeón, logrando su quinta victoria de la temporada y su quinto título en la categoría por delante de Carlos Hernando y de Sabino García, que no podía terminar por avería y que a su vez era el ganador del Trofeo 1.6 del que ya era campeón.

En Car Cross, si bien no se llegaría a celebrar la final, tras una salida inicial en la que hubo que mostrar bandera roja al quedar varios monoplazas en medio de la recta principal y debido a las malas condiciones de la misma, la victoria con la suma de las mangas clasificatorias se la adjudicaba Iván Piña, que finaliza la temporada con pleno de triunfos y como campeón, algo que ningún otro piloto había hecho en las tres últimas décadas del certamen. El extremeño José Carlos Portalo concluía segundo mientras Pepe Arqué era tercero, aunque el de Speedcar ya se había asegurado el subcampeonato en las mangas clasificatorias.

En la final de Car Cross Júnior, Iago Rodríguez salía por delante y ya no dejaba la primera plaza hasta la bandera a cuadros, logrando así su primera victoria absoluta en la categoría con Pol Pons y Diego García acompañándole en el podio. Precisamente la segunda plaza de Pons era insuficiente para conseguir el título, a pesar de dejar más atrás a Diego Martínez, Luis Quintana o Aleix Costa, pues la séptima plaza era suficiente para que Quim González se proclamase campeón.

En la final de Car Cross Series, y tras una salida inicial en la que hubo que mostrar bandera roja por un par de incidentes entre las torres 1 y 3 sin que hubiese transcurrido una vuelta, Pol Durán no tuvo ningún problema para rodar siempre por delante, asegurando así su primer título en la categoría. Nada pudo hacer Josep Aranda, a pesar de que en el último giro adelantaba a Ioritz Zalloetxebarria para concluir segundo y hacerse con el subcampeonato.

 


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *