Aunque el crecimiento respecto de 2020 está muy condicionado con los meses de cierre de la pandemia, este saldo también es un 36% mayor que el resultante de los seis primeros meses de 2019, el último dato prepandémico y cuando se registraron 7.379 millones de saldo positivo. Este resultado posiciona al automóvil como el producto con mayor aportación a la balanza comercial española.

En los seis primeros meses, las exportaciones de vehículos han logrado un valor total de 18.273 millones de euros. Este dato representa un incremento del 34,2% respecto a 2020 pero, comparado con 2019, es aún un 3,7% inferior. El sector demuestra así su resiliencia a pesar del contexto: la crisis económica y sectorial y la escasez de los microchips está afectando gravemente a la producción de vehículos, impacto que se notará aún más en el segundo semestre.

Por su parte, el valor de las importaciones alcanza los 8.197 millones de euros, un 22,4% más que en comparación con 2020. Comparado con 2019, la caída es del 29,3%, lo que da medida del impacto del descenso de las matriculaciones en el mercado nacional.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido