El interior es el propio de un gran vehículo premium, con un habitáculo enorme y fiel a la filosofía del estilo DS: la personalización.. El estilo carismático y el refinamiento tan apreciados por la firma premium gala encuentran su máxima expresión con una elección de materiales como el Alcántara, el cuero granulado o el Nappa y los signos de identidad propios, como las costuras o el “guilloche” Clous de Paris. Contemporáneo, todos los materiales y los detalles demuestran la inspiración en la alta costura. La ruleta de la pantalla puede lucir cristal engastado, un detalle exclusivo que magnifica la consola. Todo el volante está recubierto de cuero.

Tecnológicamante, nuestro protagonista de la prueba de hoy da un impresionante salto tecnológico, con funciones como el sistema que anticipa el vehículo autónomo o el que permite el estacionamiento automático. En cuanto al confort y el comportamiento, destaca el procedimiento activo que detecta y anticipa las imperfecciones de la carretera para gestionar continuamente los amortiguadores. Por su parte, el sistema de iluminación se adapta, en anchura y en alcance, a las condiciones de la carretera y a la velocidad del vehículo.

El DS7 Crossback E-Tense 4×4 cuenta con un sistema avanzado de control de tracción, un dispositivo inteligente que permite adaptar la motricidad de las ruedas delanteras en función de la superficie sobre la que se encuentra y su adherencia. Funciona de manera automática en el modo Standard, aunque se puede seleccionar entre cinco modos específicos dependiendo de las circunstancias: Normal, Nieve, Barro, Arena o ESP Off. Dispone de innovaciones pensadas para sacar el máximo provecho de su propulsión eléctrica, como la función que permite al conductor reservar autonomía eléctrica para usarla cuando considere necesario durante su trayecto. Resultado de la experiencia adquirida en Fórmula E, recupera energía en la deceleración y en la frenada con el fin de aumentar la autonomía.

Al volante, la polivalencia, la eficiencia y la máxima competitividad prestacional, son sus principales características pues puede circular en todo tipo de terrenos y circunstancias, lo que es una cualidad que distingue a los SUV de alta gama. Sin embargo, pocos de ellos pueden presumir de 300 CV de potencia y de una aceleración de 0 a 100 Km/h en 5,9 segundos combinadas con un consumo de 1,3 l/100 Km y unas emisiones de 34 g/Km de CO2. El DS7 Crossback E-Tense 300 4×4 lo logra sumando a la ecuación la tracción a las cuatro ruedas. Su tracción integral y las altas prestaciones de su motorización híbrida enchufable de última generación brillan sobre cualquier superficie, mientras que sus hasta 57 kilómetros de autonomía eléctrica le permiten circular con total elegancia y silencio por el centro de la ciudad.

En resumen, en la última década, los SUV han pasado de ser un segmento reservado a los amantes de la vida campestre a ser una categoría protagonista en el mercado del automóvil. Una evolución en la que han ganado en confort, prestaciones y polivalencia, para adaptarse a las grandes urbes. Con el DS7 Crossback E-Tense 300 4×4 los SUV entran en una nueva etapa en la que se convierten en un referente en materia de lujo, refinamiento, confort y tecnología. Animada por el espíritu vanguardista y con un legado excepcional, el del DS de 1955, la marca DS, creada en 2014, tiene como ambición materializar el savoir-faire francés del lujo en la industria automovilística. Es un vehículo concebido para una clientela ávida por las nuevas tecnologías y que busca la máxima expresión personal. El precio de nuestro protegonista es de 49.450 euros.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido