El mes de mayo no va por mejor camino. A día 30 llevamos 86 víctimas mortales, las mismas que en el total de mayo de 2019, y 434 en el acumulado desde el 1 de enero de este año. Son 24 muertes más que las registradas en el mismo periodo de 2019.

Llama la atención que, en el periodo que ha transcurrido desde el 1 de enero hasta la fecha, y tras la entrada en vigor de la nueva Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial el pasado mes de marzo, aunque quizá sea pronto para una conclusión sobre la efectividad de algunas medidas, hay un leve descenso en las victimas mortales causadas por siniestros en carreteras convencionales (-3% sobre 2019).

Por el contrario, las 132 personas que han perdido la vida en autopistas y autovías, se han incrementado un 34% respecto a las ocurridas en el mismo periodo comparado de 2019, que fueron 99.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido