Desde la Policía recuerdan que conducir con una tasa de alcohol superior a 0,60 miligramos por litro supone la comisión de un delito contra la seguridad vial, y puede conllevar penas de prisión y un año de retirada del carnet, y con índices de entre 0.25 y 0.6 miligramos una denuncia administrativa con multas y la retirada de puntos. La Policía Local cuando un conductor da positivo inmoviliza el vehículo y tramita el atestado en función de la tasa de por un delito contra la seguridad vial.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido