La segunda prueba del Campeonato del Mundo de TrialGP se celebró en Sant Julià de Lòria, Andorra, el pasado fin de semana. No fue para nada una carrera fácil. Las 12 zonas preparadas por la organización estaban ubicadas en los alrededores del parque de Naturlandia con una cota de 1600 metros de altitud con la dificultad que ello conlleva para la preparación de las motos. Sobre todo, lo sufrieron los pilotos que no son de fábrica ya que no tienen las mismas facilidades para poner sus monturas a punto.

Alex Canales se clasificó en cuarta posición el sábado después de que se diese algo histórico en el Mundial ya que hasta 4 pilotos quedaron empatados a puntos. El domingo estuvo excepcional y se hizo con la victoria lo que lo llevó directamente al liderato de la clasificación general provisional de Trial2.

Pau Martínez hizo octavo y undécimo. Contó con un mochilero que vive Andorra por lo que conocía las zonas muy bien. Pau Dinarés acabó décimo tercero y octavo.

El resto de pilotos del equipo nacional quedaron de la siguiente manera: Marc Piqué clasificó vigésimo sexto y trigésimo sexto; Hugo Garrido solo compitió el domingo siendo trigésimo noveno; Marc Freixa fue vigésimo primero y vigésimo séptimo; Jorge Iglesias trigésimo sexto y trigésimo tercero y Mateu Crespi trigésimo tercero y trigésimo primero.

La próxima prueba del Campeonato del Mundo de Trial GP se celebrará este mismo fin de semana en Italia.

Imagen: Future7Media