Es una prueba de Regularidad Histórica para Vehículos Clásicos que consiste en un recorrido obligatorio con una velocidad media en todo momento inferior a 50km/h, desarrollándose por caminos y carreteras abiertas al tráfico. El sistema de cronometraje es al segundo basado en transponders instalados en los vehículos que toman los pasos por los controles de forma automática.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *