Jorge Martínez Aspar y los pilotos que han conseguido ser campeones del mundo en el Aspar Team fueron ayer los protagonistas. Más de 11.000 aficionados durante todo el fin de semana disfrutaron de un amplio programa en el que cerca de mil vehículos fueron expuestos en la mayor concentración de motos, coches y camiones clásicos de la Comunitat Valenciana.

El piloto brasileño Alex Barros dejó su huella en el Paseo de la Fama del Circuit Ricardo Tormo. El ganador del Gran Premio de la Comunitat Valenciana en 2002 en la categoría de MotoGP dejaba la marca de sus manos en el acceso principal del Circuit.

En crónica aparte narraremos las vicisitudes de la cita inaugural del Trofeo de Regularidad de la Comunitat Valenciana (TRCV) desarrollada también en el trazado chestano este pasado fin de semana.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *