Ello le permite, además del cuantioso premio económico final aportado por Suzuki, disfrutar de una beca de Terratraining para disputar un programa en la temporada 2022.

La victoria de Ruiloba no fue fácil ya que David Cortés peleó, como viene sienda habitual en la Copa Suzuki Swift, hasta el último tramo de un rally que podía proclamar campeones a los dos. El piloto ourensano, consciente de que sólo le valía la victoria en todos los tramos, salió a por todas desde la primera especial donde era el más rápido. Ruiloba se encontraba la décima posición, lejos del cuarto puesto que necesitaba para llevarse su objetivo.

Cortés siguió marcando el ritmo toda la mañana, para llegar a la mitad de la prueba, líder con 24,3 de ventaja sobre Aingeru Castro y 33,3 sobre Unai de la Dehesa. Por su paerte Ruiloba ascendía hasta la séptima posición de la general, confesando no sentirse a gusto en los tramos matutinos.

Tras la asistencia, Ruiloba se ponía la pilas, era segundo en la repetición de Vilaplana alzándose hasta la quinta plaza de la general. En el siguiente, Cortés y Ruiloba empataban a la décima, el gallego veía esfumarse sus opciones mientras que el asturiano se aupaba a la segunda plaza. En el último tramo era Castro el más rápìdo, arrebatando la segunda plaza a un Ruiloba que llegaba a Portaventura con ambos títulos de la Copa Suzuki Swift en el bolsillo.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido