El mensaje utiliza como pretexto el envío de la notificación de una supuesta multa pendiente de pago con el objetivo de que el usuario pinche y acceda al enlace facilitado. Además, en algunos casos se advierte de que la cuantía de esta sanción se incrementará si no se realiza el pago en 24 horas.

Al clicar en el enlace que aparece en el mensaje, el usuario es redirigido a un sitio web donde los ciberdelincuentes sustraerán sus datos personales y bancarios.

CÓMO ACTUAR

En caso de haber recibido al teléfono móvil un mensaje que parece ser de la DGT pero no se ha pinchado en el enlace proporcionado, se recomienda bloquear al remitente y eliminar el SMS de la bandeja de entrada.

Si se ha pinchado sobre la URL, se deben hacer capturas de pantalla y conservar todas las pruebas posibles del smishing y los enlaces que se adjuntan. Si se ha proporcionado información bancaria, comunicar el incidente al banco para que pueda adoptar las medidas necesarias.

Además, se debe reportar el fraude mediante los canales de Incibe o solicitar ayuda a través la Línea de Ayuda en Ciberseguridad para ayudar a prevenir que más personas puedan ser víctimas de la estafa. Asimismo, es conveniente presentar una denuncia ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado aportando todas las pruebas que se hayan podido recabar.

La Dirección General de Tráfico (DGT) siempre notifica sus multas mediante correo postal y a través de notificación electrónica por medio de la Dirección Electrónica Vial (DEV).

 

 

Fuente: Facua


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido