En el interior, el automóvil ha experimentado una revolución. Alberga mayores niveles de funcionalidad y calidad en su habitáculo gracias al nuevo lenguaje de diseño, a la adopción de materiales inéditos y más elegantes y al aumento de la conectividad. Destaca la consola central de tacto blando, en la que se integra el sistema de infoentretenimiento dotado de una pantalla flotante más grande y ubicada en una posición elevada. También mejora la ergonomía y llega un nuevo volante multifunción tapizado en cuero, que confiere otra personalidad al puesto de conducción. A todo ello se suman las nuevas salidas de aire, pintadas de serie e iluminadas en los acabados altos, y el uso de la tecnología de iluminación ambiental.

Tecnológicamente, los nuevos sistemas de asistencia ofrecen una conducción semiautónoma de nivel 2 a cualquier velocidad. Y con el asistente lateral o de ángulo muerto el producto se sitúa en lo más alto en cuanto a seguridad, parámetro en el que nuestro protagonista da un importante salto cualitativo con la incorporación de nuevos asistentes al conductor como el de salida involuntaria de carril, el detector de fatiga, el control de luces automáticas y el reconocimiento de señales.

En cuanto a su oferta mecánica, el nuevo Ibiza está disponible con cuatro motores, tres de gasolina de 80, 110 y 150 CV, y el TGI de gas natural comprimido GNC de 90 CV y con etiqueta medioambiental ECO. Éste último asociado a una caja de cambios manual de seis relaciones y, en gasolina, con cajas de cambio manuales de cinco y seis velocidades, y automáticos de doble embrague DSG de siete relaciones. Nuestra unidad de pruebas incorporaba el propulsor de gasolina TSI 110 CV y cambio automático DSG de doble embrague y siete velocidades. Excelente binomio al aglutinar ambas propuestas conjuntamente buenas prestaciones y recuperaciones, silencio de marcha, muy bajos consumos, agilidad y excelente par.

Al volante, el utilitario español incorpora los asistentes a la conducción más avanzados para su clase. Sobre la base de la amplia gama de sistemas que ya existen, como el asistente de frenada de emergencia capaz de frenar totalmente tanto si detecta un vehículo como un peatón y el control de crucero adaptativo, que mantiene la velocidad y la distancia programada con el vehículo que le precede, el Ibiza ahora integra algunos de los sistemas más avanzados disponibles. Así, incorpora el sistema de llamada de emergencia eCall, y el asistente de viaje, que proporciona una conducción semiautónoma en un amplio rango de velocidades, asegurándose de que el vehículo mantenga su ritmo independientemente del flujo de tráfico.

En resumen, el nuevo SEAT Ibiza renueva su imagen, mejora su calidad con nuevos materiales como el volante multifunción y un salpicadero de tacto blando, incorpora la tecnología de iluminación 100% led en toda la gama, e incorpora nuevas tecnologías que mejoran la seguridad y la conectividad del urbano español. Asimismo, los paquetes de equipamiento incorporan ahora más tecnología y reducen su coste respecto a su más cercano antecesor. El compacto urbano de la compañía se renueva, y está disponible desde 19.410 euros, sin los descuentos de la marca aplicados, desde el acabado Style.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido