Conducir bajo efectos del alcohol multiplica enormemente el riesgo que hay de sufrir un accidente de coche, exponiéndole además a que le pongan una multa y, dependiendo del grado de alcohol, a convertir su acción en un delito, razón por la cual los expertos afirman que no es seguro conducir hasta 19 horas después de haber consumido alcohol y que conducir con resaca es igual de peligroso.

Esto se debe a que parte de su organismo continúa deprimido, los reflejos son más lentos, los sentidos no trabajan al cien por ciento, además de que la fatiga y somnolencia pueden hacer que se duerma al volante.

¿Qué efecto produce la resaca en el cuerpo? La ingesta de alcohol provoca deshidratación durante el día posterior, y por lo tanto causa fatiga, añadiéndole el cansancio y el sueño que posiblemente tenga el conductor, lo que afecta el tiempo de reacción y aumentan las distracciones, ocasionando que se comentan más errores en la conducción. A pesar de que no sienta estos síntomas, puede que, si le hacen una prueba de alcoholemia y no han pasado por lo menos 12 horas, es probable que la prueba salga positiva.

¿Cuáles son los riesgos de conducir con resaca? Es de suma importancia saber que las consecuencias negativas de beber alcohol permanecen al día siguiente y esto lo demuestra una investigación de la Universidad de Brunel (Reino Unido) donde el objeto de estudio fueron un grupo de personas en condiciones normales y otras con resaca, las últimas sobrepasaron los límites de velocidad cuatro veces más, multiplicaron las invasiones del carril contrario y cometieron el doble de infracciones en señales de Stop y semáforos.

Esto se debe a que el alcohol puede tardar hasta 19 horas en desaparecer de su cuerpo. Siendo representado como la curva de alcoholemia que tiene varias etapas, la primera es la fase ascendente, que empieza a los 90 minutos siguientes de haber consumido la primera bebida y la fase de meseta que comienza entre las cuatro y seis horas posteriores a la ingesta.

A su vez hay que tener en cuenta que son muchos los factores que influyen en la absorción del alcohol como el sexo, la edad, la contextura física, la temperatura, la rapidez con la que se beba e incluso el estado emocional de la persona y el tipo de bebida.

La seguridad en la carretera es de gran importancia tanto para usted como para todos los conductores que compartan la ruta. Por eso lo más recomendable es respetar los límites de seguridad y evitar conducir después de haber consumido alcohol y también evitar conducir con resaca.

 

 

Fuente: Alfonso Fígeres


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido