Este periodo de gracia duró un año, hasta el pasado 31 de diciembre de 2021, periodo durante el cual los británicos podían conducir por el territorio de la Unión Europea como hasta entonces habían hecho. Cumplido este periodo, desde el 1 de enero de 2022, los permisos de conducir británicos tienen la misma consideración que los expedidos por países terceros.

Esto quiere decir que un británico podrá conducir, por ejemplo en España, durante 6 meses contando desde su entrada en el país o desde la obtención de una residencia legal aquí. A partir de entonces, su permiso de circulación dejará de tener validez, por lo que deberán obtener un carnet español.

En el lado opuesto, el de conductores con un carnet de conducir europeo, la legislación es la misma ante la falta de más acuerdos hasta la fecha. Es decir, los conductores españoles podrán circular por Reino Unido durante 6 meses; después, el carnet español dejará de tener vigencia.

Actualmente, en los países de la Unión Europea y del Espacio Económico Europeo, los carnets de conducir de otros Estados miembros se cambian o canjean directamente por el permiso de conducir nacional, algo que, de momento, ya no es posible en Reino Unido.

 

Fuente: Applus

 


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido