En el interior, la habitabilidad y la capacidad de maletero son idénticas a la de las versiones térmicas. Esta última es de 487 litros en el caso de la berlina. La oferta está disponible en tres acabados: Allure, punto de partida de gama con un equipamiento completo; GT Line, con vocación dinámica y GT, la alta gama y exclusividad, con la nueva tapicería Alcantara gris de serie. La capacidad de la batería es de 11,8 kWh, lo que asegura una autonomía, en modo 100% eléctrico, de 54 kilómetros. La carga se realiza en 1 hora y 45 minutos con un Wallbox de 7,4kW asociado a un cargador a bordo monofásico.

Tecnológicamente cuenta con un elenco completo de funciones de ayuda a la conducción, entre las que destacan la ayuda al estacionamiento trasero, el freno de estacionamiento eléctrico con ayuda a la salida en pendiente, alerta de riesgo de colisión y de cambio involuntario de carril, encendido automático de luces de carretera, ayuda al estacionamiento delantero y trasero, cámara de visión trasera y acceso y arranque manos libres. A ello hay que añadir conmutación automática de luces de carretera, sistema activo de vigilancia de ángulo muerto, detección de atención del conductor y reconocimiento de señales de límite de velocidad.

El nuevo Peugeot 508 Hybrid suma la mecánica de gasolina PureTech con un motor eléctrico para lograr una potencia combinada máxima de 225 CV. Optimiza sus costes de utilización gracias a una eficiencia del mejor nivel, con emisiones de CO2 de de 29 g/Km WLTP. Los costes de posesión y utilización de esta tecnología son equivalentes a los de un motor BlueHDi 130 EAT8, dependiendo de los diferentes sistemas fiscales. Para los particulares, este coste se calcula basándose en una hipótesis en la que recorren 15.000 kms anuales, un 50% de ellos en modo híbrido y el 50% restante en modo 100% eléctrico.

Al volante, la experiencia de conducción presenta sensaciones renovadas. En las nuevas motorizaciones, Peugeot Plug-In Hybrid se manifiesta una nueva forma de placer de conducir. Las prestaciones están optimizadas al máximo gracias a nuevos modos de conducción: el silencio del modo cero emisiones, 100% eléctrico; máximas prestaciones con el modo sport, en el que todas las energías entran en acción; la polivalencia del modo híbrido o el modo confort, que combina el modo híbrido con el confort de la suspensión pilotada. En carretera, el silencio, la seguridad y la eficiencia son compañeros de viaje de un automóvil que no renuncia a un alma prestacional como cabe colegir de un producto de su categoría.

En resumen, con el Peugeot 508 GT Line Hybrid 225 CV E-EAT8 atesoramos una experiencia de conducción intensa y tecnológicamente avanzada en un producto que presenta un diseño de gran elegancia, con un elevado nivel de calidad de conjunto. Conducirlo es muy gratificante pues las sensaciones son excelentes desde que accionamos el botón de contacto. A partir de ese momento todo funciona a la perfección, en perfecta sinfonía y con un grado de brillantez dificilmente superable. Dirección, frenos, propulsor híbrido, cambio de 8 marchas automático, suspensiones y frenos cumplen su trabajo de manera sobresaliente. Un coche sensacional se mire por donde se mire. El precio de la gama 508 de Peugeot arranca de los 27.600 euros.

 

 


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido