El interior también presenta nuevos acentos. El aire de coche deportivo se combina con un ambiente premium moderno. La pantalla de instrumentos digitales detrás del volante con un diámetro de 5.0 pulgadas es un nuevo componente de equipamiento de serie. El equipo multimedia conectado también incluye una pantalla en color de 8,8 pulgadas con función de pantalla táctil y sistema de navegación, en el característico panel de instrumentos central, que ahora presenta un diseño de calidad aún mayor. En su nueva versión, tiene un bisel y paneles de control sensibles al tacto con superficies de alto brillo.

Tecnológicamente, destacar el bloqueo del diferencial en las ruedas delanteras integrado, la tecnología de suspensión y amortiguación puestas a punto especialmente, el control dinámico de estabilidad y la dirección electromecánica. La suspensión adaptativa, el excelente juego de frenos de serie que se dejan ver entre las llantas de aleación ligera JCW o el sonido del sistema de escape deportivo son otras de las características de una versión muy peculiar de un modelo de éxito.

Nuestro protagonista alberga un motor gasolina turboalimentado de 1998cc con 4 cilindros situados en línea que alcanza una potencia máxima de 231CV a 6200 rpm. Con esta mecánica se obtienen unos consumos de 8.9 litros en circulación urbana, 5.8 en carretera y consumo de 6.9 litros a los 100km de media. Con ello, los niveles de emisiones se ubican en 158 gramos de CO2 por kilómetro.

Al volante, el nuevo MINI John Cooper Works demuestra sus cualidades tanto en la carretera como en ciudad desde que accionamos el contacto. El bramido al poner en marcha el vehículo nos pone en antecedentes de lo que nos espera. Aceleraciones fulgurantes gracias a un propulsor potente, elástico y ágil; un cambio automático sensacional que hace que no perdamos régimen de vueltas según vamos subiendo de marchas; una frenada impresionante y un sistema de supensiones modélico bajo nuestro punto de vista hacen que la experiencia de conducción de nuestro protagonista sea espectacular.

En resumen, el diseño y el refinado equipamiento subrayan el carácter racing exclusivo de esta propuesta: el motor turbo de 4 cilindros con 231 CV, la transmisión Steptronic Sport de 8 velocidades y la tecnología de suspensión diseñada con la experiencia en circuitos de John Cooper Works garantizan una extraordinaria diversión al volante y una versatilidad inspiradora. El precio del MINI John Cooper Works 3p. es de 32.400 euros.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido