En el interior, los cambios experimentados en el habitáculo son notables, habiéndose incluido una instrumentación digital y el sistema de infoentretenimiento MBUX, con inteligencia artificial y navegación con información del tráfico en tiempo real. La tecnología está presente en forma de instrumentación digital e infoentretenimiento con sistema de accionamiento vocal. Con espacio para cinco ocupantes, el equipamiento es también muy amplio, pudiendo montar elementos como el techo de cristal panorámico, fibra de carbono y madera para las molduras decorativas, asientos deportivos con calefacción, ventilación y ajuste eléctrico o un sistema de iluminación inteligente mediante matrices de LED.

El GLC Coupé con tecnología híbrida enchufable aúna el dinamismo y la eficiencia de un motor eléctrico con la autonomía de un motor de combustión interna para entregar una potencia conjunta de 320 CV y un par motor máximo de 700 Nm. El motor eléctrico aporta una dosis adicional de potencia al acelerar, o mueve el vehículo hasta 50 kilómetros por las calles de la ciudad sin ayuda del motor de combustión, de manera que puede afrontar una gran parte de los desplazamientos diarios relajado y sin generar emisiones locales.

En materia tecnológica señalar que la batería de este híbrido es de Ion de litio y cuenta con una capacidad de 13,5 kWh. Puede recargarse en una toma doméstica (Modo 2) en aproximadamente 5 horas con 10A y 2,3kW, en un Wallbox (Modo 3) con una línea monofásica de 16A y 3,7 kW en 2,75h y en un Wallbox (Modo 3) con una potencia de 7,4 kW (trifásica) en aproximadamente 1,5 horas. El GLC fue diseñado para ahorrar espacio en la integración de la batería, con un eje trasero más bajo y una carrocería diseñada para ello. El resultado es un maletero grande, cuya capacidad va de 395 a 1.445 litros, solo un poco por debajo de otros modelos de la gama GLC.

Al volante, nuestro protagonista aúna las ventajas de dos mundos. En ciudad circula con propulsión exclusivamente eléctrica, y en recorridos largos se beneficia de la mayor autonomía que permite el motor de combustión interna. Al mismo tiempo, mejoran la eficiencia total del vehículo, pues son capaces de recuperar energía al decelerar, y el motor de combustión interna puede operar siempre en el margen de revoluciones y de carga ideal, con lo que disminuye el consumo que aún así es el punto flaco de la versión que nos ocupa. Dirección, suspensiones y frenos cumplen su misión a plena satisfacción del conductor que maneja el vehículo de manera cómoda y sencilla pese a sus dimensiones.

En resumen, el Mercedes Benz GLC 300e Coupé 4 Matic cuenta con un diseño aún más llamativo, el intuitivo sistema de infoentretenimiento y asistencias a la conducción de última generación. En los nuevos híbridos enchufables de la gama solo hay que aceptar restricciones menores en términos de capacidad de carga, manteniendo el sistema tracción total y ofreciendo una capacidad de remolcado de hasta 2.000 kgs. Los atributos de los dos tipos de propulsión se complementan de forma ideal. Un motor eléctrico trabaja con máxima eficiencia a baja velocidad, mientras que un motor de combustión lo hace a altas velocidades y con cargas elevadas. El precio del producto analizado es de 65.325 euros.

 


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido