La concentración de clásicos de Altea La Vella es una de las más atractivas y añejas de cuantas se celebran anualmente en la provincia de Alicante. Estuvimos, un año más, en una reunión que volvió a estar a la altura de las expectativas.

Más de 200 vehículos clásicos, entre automóviles, motocicletas y camiones, se dieron cita en una jornada convocada por Altea Motor Classic coincidiendo con las fiestas del Santísimo Cristo de la Salut. No faltaron un buen número de ejemplares de 2CV, Minis, Escarabajos o coches americanos, además del inefable Isetta con su propietario viniendo, un año más, desde tierras holandesas. El coche más antiguo era un Rolls Royce de 1936. En esta ocasión destacamos en imagen un ejemplar de Siata Formichetta (basada en el Seat 600).

Entre las motos, destacar una Rondine 125 Sport, junto a modelos de las marcas Harley Davidson o las habituales Vespa. Este año, el organizador habilitó 9 parkings para la reunión y todos se llenaron. Excelente organización, muchos aficionados presenciando el espectáculo y un clima ideal protagonizaron una mañana muy agradable.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido