La conclusión es que los vehículos que registra el renting son los que menos CO2 emiten, los que menos consumen y los que más sistemas de seguridad equipan. Tampoco hay que olvidarse de su importante contribución al rejuvenecimiento del parque, dado que se renuevan cada cuatro años, frente a un parque automovilístico con una edad media de más de 12 años y a la digitalización, ámbito en el que, de alguna manera, ha sido pionero. Una muestra del empuje del renting es que, a día de hoy, uno de cada cinco vehículos que se matricula en España se adquiere por renting, con un parque de más de 730.000 vehículos que circulan por nuestras carreteras y ciudades.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido