Se trataba de comprobar que los vehículos dedicados a este tipo de transporte cumplen la normativa establecida. Durante los cinco días que ha durado esta campaña, se ha constatado que de los 3.640 vehículos controlados por los agentes de tráfico, 1.640 han sido denunciados, principalmente por irregularidades administrativas.

Hay que destacar que 2 conductores han dado positivo en los controles preventivos de drogas realizadas por los agentes a los conductores de transporte escolar y ninguno lo ha hecho en alcohol.

Además, se constata una tendencia descendente tanto en las infracciones por exceso de velocidad, como en las referidas al uso del cinturón de seguridad. Con respecto a las primeras, no se ha producido ninguna denuncia, frente a los 2 conductores denunciados en la anterior campaña especial del mes de febrero, por circular a velocidades superiores a las establecidas.

Por otro lado, en lo referente al uso del cinturón de seguridad en aquellos vehículos que los llevan incorporados, se ha reducido a la mitad las denuncias por no llevarlo puesto, pasando de las 16 de la campaña anterior a las 8 de la actual campaña.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido