Los ingresos de las aseguradoras por primas a cierre de año se situaron en 64.673 millones de euros, un 4,65% más que un año atrás.

De la facturación lograda a lo largo del ejercicio, 40.240 millones de euros correspondieron al ramo de no vida y los 24.433 millones restantes al de vida, según muestran los datos provisionales recabados por Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras (ICEA). El ramo de salud, las coberturas para empresas, así como los seguros de multirriesgos fueron los que mostraron un mayor dinamismo. El sector logra, así, recuperar todo el terreno perdido a raíz de la pandemia.

 

Fuente: Unespa


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido