Para muchos españoles aprobar el carné de conducir está actualmente entre sus principales objetivos, sobre todo para aquellos que alcanzarán la mayoría de edad durante este año.

Según Facua, sacarse el carné supone una importante partida del presupuesto familiar: una media de 692€, y siempre que se apruebe a la primera. El coste de la matrícula, las clases y las tasas varían no solo entre autoescuelas, sino entre ciudades.

Dependiendo de la ciudad en la que se lleve a cabo, la diferencia entre sacarse el carné en la ciudad más cara (Cuenca) y la más barata (Granada) alcanza el 106%. A este importante desembolso, hay que sumarle que ahora el examen tendrá mayor dificultad para quienes quieran someterse a este proceso. Y es que la DGT pretende poner en vigor a lo largo del año una serie de modificaciones que afectarán a la obtención del carné de conducir.

Desde Trive, https://gotrive.com/, hacen un repaso por los cambios que afectarán a los más de 300.000 nuevos conductores que llegan anualmente de media a nuestras carreteras, así como una serie de claves para superar los exámenes con éxito.

Por un lado, en lo relativo al examen práctico, los agentes de tráfico de la Guardia Civil podrán ejercer las funciones de examinador “puntual” e intervenir durante la prueba de conducción para medir los conocimientos del examinado. En lo relativo al examen práctico, los estudiantes tendrán que asistir a un mínimo de 8 horas de clases teóricas obligatorias (tanto para coches como para motos) y solo se les permitirán un 10% de errores en el examen.

Pero no todo es restrictivo. La DGT se moderniza y permite el uso de sistemas de ayuda a la conducción si el coche en el que se están examinando los lleva incorporados, como, por ejemplo, el sistema Start-Stop, el sistema de ayuda de salida en pendiente, los sensores de lluvia, luz o de aparcamiento, o el frenado de emergencia. Para incentivar la asistencia a clase, por otro lado, los motoristas podrán contar con un plus de puntos en su carné, pudiendo alcanzar un total de 19 puntos. Asimismo, la DGT está trabajando en el desarrollo de una aplicación para poder presentar el carné en formato digital a los agentes. Por último, se pretende ampliar el tipo de carné al que se pueda acceder desde los 18 años si se es titular del Certificado de Aptitud Profesional (CAP).


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido