Con los concesionarios cerrados y las economías paralizadas, la actividad comercial se ha detenido. Las matriculaciones totales en los 5 mercados de motocicletas más grandes (Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido) cayeron un 39,6% en marzo de 2020, en comparación con el mismo mes de 2019. Por ello, la Asociación de Fabricantes Europeos de Motocicletas (ACEM) ha solicitado a la UE que extienda el período en el que se pueden vender vehículos Euro 4 para evitar que los concesionarios se queden con cientos de miles de productos no vendibles, y que retrase la normativa Euro5.

La situación se deterioró aún más en abril de 2020, cuando los registros combinados en los mercados más grandes cayeron un 74,9%, y algunos países se contrajeron entre un 84% y un 96%.

El segmento del ciclomotor se vio igualmente impactado. Los mayores mercados europeos de ciclomotores (Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Polonia y España) cayeron un 37,9% en marzo.

En abril, los registros de ciclomotores en los mismos mercados disminuyeron un 55,1%.

Debido a la naturaleza estacional del mercado con ventas concentradas en la primavera, este impacto del brote en marzo y abril ha puesto a los concesionarios europeos en una posición muy delicada y con una fuerte presión financiera. Además, los concesionarios ahora tienen un exceso de vehículos Euro 4, que se estaban preparando para la temporada de primavera pero que pueden volverse imposibles de vender debido a cambios regulatorios.

La industria europea de motocicletas acoge con satisfacción las diversas medidas de apoyo a nivel económico que los Estados miembros y la Comisión han implementado.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido