Con el paso de los años, el aumento es tan notable que muchos utilitarios de hoy son más grandes que el compacto de la misma marca que se vendía hace años. Con esto, sube su peso y su consumo, y los automóviles acaparan más espacio.

Los coches nuevos cada vez tienen mayor tamaño. No hablamos solo de la altura, donde los coches más altos tipo SUV ya representan más del 60% de las ventas de automóviles nuevos, sino también de la longitud y anchura. Esto repercute en un mayor consumo y más dificultades para aparcarlos.

Además, el número de pasajeros que pueden transportar es el mismo que anteriormente, cuatro o cinco personas, según la categoría, por lo que el aumento del tamaño no se ha traducido necesariamente en un aumento de la capacidad de transporte, aunque ofrecen un amplio espacio para viajar con mayor comodidad. Es más, últimamente, se observa un retroceso de los automóviles de tipo monovolumen con un mayor número de asientos.

En general, los coches han pasado a tener unas dimensiones similares a las que tenía la categoría superior en tamaño años atrás.

Para el usuario, si un coche le resulta demasiado largo, siempre puede optar por un automóvil de una categoría inferior. Sin embargo, en cuanto a la anchura y el peso, sí puede haber problemas:

– Respecto a la anchura, algunos consumidores pueden tener dificultades para aparcar un coche nuevo en su plaza de garaje, sobre todo si es antigua.
– En cuanto al peso, influye de manera muy negativa en el medio ambiente. Cuanto más pesado es un vehículo, más consume. Además, los daños cuando hay accidentes contra usuarios vulnerables, como bicicletas o patinetes, son mayores. La importancia del peso en el consumo es tal que algunos países, como Noruega y Francia, ya han implantado un impuesto que grava a los automóviles según su peso.

Los SUV arrasan en ventas y con el medioambiente

El porcentaje de ventas de automóviles en función del tipo de categoría en 2023 (de enero a agosto) muestra el retroceso de los coches de altura normal, relegados por la popularidad de los modelos SUV, cuya principal diferencia es que se encuentran más elevados sobre el suelo.

Una vez más hay que recordar el efecto negativo de la moda de los SUV en el medio ambiente. Estos coches son más pesados y tienen peor aerodinámica que el automóvil tradicional equivalente.

 

 

Fuente: OCU


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido