En la categoría KZ, el santapolero Dani Maciá y Adrián Malheiro partían como grandes favoritos, con Josep «Sete» Veà como principal outsider. Veà pudo llevarse la primera victoria del domingo ante un podio de Malheiro y una carrera peor de lo esperada para Maciá tras un incidente de carrera que le dejó apenas a las puertas del Top 10. El inicio de la carrera final dibujó un escenario que a todas luces iba a coronar a Veà como campeón. El de Monlau se escapó con 1,5 segundos de margen sobre Alejandro Lahoz, y con Malheiro y Maciá fuera del Top 5, el título estaba servido para el catalán. Sin embargo, se le fue impuesta una sanción de tres segundos por saltarse la salida, lo que le dejó sin opciones de título y sirviéndoselo en bandeja a Malheiro.

Malheiro estaba a las puertas del podio y con Maciá justo por detrás, ambos recortaban tiempo a Veà, que pasó a un segundo plano y parecía que quién ganara en pista entre Maciá y Malheiro sería campeón. Distraídos por esa pelea, varias cejas de los asistentes en Zuera se alzaron cuando Veà empezó a ganar tiempo hasta que llegó a la última vuelta unas pocas décimas por detrás del objetivo. Al arrancar la última vuelta, Malheiro iba a ser campeón, pero el impresionante ritmo de Veà le arrebató el sueño con una épica última vuelta que le hizo subirse al segundo cajón del podio y ganarle tanto a sus rivales, como al crono. Así, Veà se hizo con el título nacional.

En KZ2, todo el fin de semana Arturo Cobos estuvo por delante de Ritxar Ávila, y cuando parecía que el título estaba en manos de Cobos, entró en juego la normativa específica de KZ2 de descontar no solo uno, sino dos resultados, algo que benefició a un Manuel Martínez que se acabó llevando el título por un único punto.

Contrario a lo que podría parecer, no hubo mucha disputa finalmente por la corona de Sénior. La categoría que más interés despertó en el público asistente durante el fin de semana se acabó por decantar de forma muy clara para Eloi González. Sus rivales, Aarón García, Pol Chaos y el alicantino Dani Briz, se vieron involucrados en escaramuzas e incidentes que les frenaron a lo largo de las carreras y abrieron paso a un Eloi, que lejos de haber tenido meramente suerte, se la generó. Revalida el título de Sénior que consiguió en Zuera también en 2022.

En la categoría Junior, el eldense Sandro Pérez pudo rematar los deberes y se proclamó campeón nacional por primera vez. Y además lo hizo sin especular, con una victoria y otro podio, siendo el tercer puesto su peor resultado de la temporada. Un título sin paliativos para el piloto que mejores resultados y de forma más constante ha conseguido en todo el año. 

Contra todo pronóstico, la siempre agitada categoría Mini cumplió un simple y llano guión que proclamó al jovencísimo Dani Mirón como campeón. El alicantino, que apenas tiene 10 años, se llevó las dos victorias del fin de semana.

En la Academy CEK Finetwork, campeonato para Eydan Vaello, quién consiguió un meritorio doble podio en Zuera que junto con la consistencia del resto de la temporada le permitió consagrarse como campeón.

 


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *