Si durante el invierno es amante de las salidas a la montaña o vive en zonas propensas a las nevadas, es imprescindible que meta en el maletero unas cadenas para los neumáticos.

Existen dos tipos de cadenas: metálicas o de tela. Las primeras tienen mejor adherencia y pueden durar más, aunque son más difíciles de colocar y pueden dañar la llanta al alargar su uso. Las de tela son muy fáciles de poner, pero su desgaste es mayor, están destinadas básicamente para un uso eventual. Es recomendable también, y más con frío, el uso de guantes al efectuar la instalación de las cadenas.

Proteja su parabrisas con tres elementos imprescindibles: una buena cubierta impermeable, líquido descongelante y un rascador de hielo. Lo que no solucione con el primero, lo irá solventando con los sucesivos elementos. Lo importante es tener un parabrisas limpio y que nos dé la mejor visibilidad.

Las baterías son unas grandes damnificadas por las bajas temperaturas. Es recomendable disponer de un arrancador de batería portátil; así, si está solo en la carretera, no dependerá de un tercero. Y hablando de baterías, lleve consigo otra para el móvil, siempre es útil.

 

Fuente: Applus ITV


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido