En Francia, los resultados han sido aún más positivos. Las ventas de coches subieron por primera vez desde diciembre, con un aumento del 1,2% en junio. Alcanzaron un volumen de 233.820 unidades. Aún así, siguen acumulando un retroceso cercano al 40% en el acumulado del año. En el caso de Alemania, los incentivos impulsados por su gobierno empiezan a dar los primeros frutos.

La automoción europea respira tras varios meses de cifras negativas históricas. Se afronta así un verano lleno de incertidumbre pero con esperanza. En el caso de España, los particulares han empezado a retomar sus compras y los concesionarios han conseguido movilizar a sus clientes. El Plan Renove será fundamental para el relanzamiento de las ventas de forma definitiva.

 

Fuente: Faconauto


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido