Según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos (Ganvam), durante el primer trimestre se vendieron en la región un total de 29.652 unidades de esta antigüedad, frente a las 14.305 unidades de modelos nuevos matriculados en este periodo.

Estos datos evidencian que empresas y alquiladoras, al no tener coches nuevos, no están renovando flota y, por tanto, dejan de nutrir con vehículos usados jóvenes al mercado de segunda mano. De hecho, las alquiladoras redujeron en un 42% sus ventas de vehículos usados, mientras que las empresas lo hicieron en más de un 22%. De ahí que este vacío en la oferta desplomara un 51% las operaciones con usados de entre 1 y 3 años en el primer trimestre, lastrando un 5% el conjunto de las ventas de usados en la Comunitat en lo que va de año; una tendencia a la baja que se mantendrá a lo largo del ejercicio, con una previsión de cierre de unas 216.300 unidades aproximadamente (-1%).

Por su parte, los datos de Ganvam evidencian que los principales protagonistas del mercado valenciano de ocasión están siendo los modelos de más de 15 años. Sus operaciones (realizadas, sobre todo, entre particulares) acumulan un aumento del 15% en lo que va de año, concentrando casi 4 de cada 10 transferencias, con el correspondiente impacto negativo para la seguridad vial y la consecución de objetivos orientados a alcanzar la neutralidad climática.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido