La misma montura con la que competirá la próxima temporada, en calidad de piloto oficial, el piloto que consiga el título este curso. Un aliciente incomparable y único actualmente a nivel nacional, que dará por primera vez la oportunidad a una joven promesa de disputar el S-CER (Supercampeonato de España de Rallies) o el CPR (Campeonato de Portugal de Ralis) subido a un vehículo de la categoría reina. La máxima aspiración, indudablemente, para cada uno de los 16 equipos que van a verse las caras de aquí en adelante a bordo del sofisticado e innovador Peugeot 208 Rally 4.

La emoción, el nivel deportivo y el espectáculo están asegurados con la introducción del nuevo modelo evolucionado por Peugeot Sport y la presencia de un amplio abanico de aspirantes al título de la Peugeot Rally Cup Ibérica. Entre ellos, el campeón de la primera edición, Roberto Blach (autor el pasado fin de semana de la primera victoria del Peugeot 208 Rally 4 en España); los terceros clasificados de 2018 y 2019, Pedro Antunes y Pep Bassas (campeón de la Beca Junior R2, y, actualmente, piloto del Rally Team Spain en el Europeo Junior); y otros participantes con experiencia previa también en el campeonato, como son Sergi Francolí, Pedro Almeida, Óscar Palomo, Delbin García o Domingo Estrada.

A ellos se suman algunos debutantes, caso de Sergio Fuentes o Alejandro Cachón, y dos pilotos con una extensa carrera ya en el mundo de los rallies: Álvaro Muñiz (campeón del Trofeo de España de GT hace dos temporadas) y David Nafría (vencedor del Desafío Peugeot en 2002 y piloto oficial al año siguiente del equipo Peugeot Sport España).


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido