La decisión de la entidad automovilística ha sido tomada por múltiples razones, según exponen en un comunicado: en primer lugar priorizar la seguridad sanitaria de los integrantes de la organización, de los participantes y del público en general, para impedir el posible contagio del coronavirus y la expansión del mismo tanto entre los participantes, asi como en la organización, los miles de aficionados y los ciudadanos de Ibi, para de esta forma mantener la calidad del evento deportivo alicantino dentro de los parámetros exigidos por la Real Federación Española de Automovilismo y poder realizar una prueba digna de un Campeonato de España con las máximas garantías y espectáculo deportivo posible.

En el comunicado dado a conocer hoy, el ACA afirma haber analizando «las necesidades económico-financieras que van a ser necesarias para que los ayuntamientos puedan cumplir con los requerimientos de ayudas y apoyo a sus ciudadanos, autónomos y empresas locales debido a la grave crisis económica que se espera con la consecuente caída de ingresos para los mismos, llegándose a producir importantes situaciones críticas de soporte económico vital para una gran parte de los ciudadanos de los municipios a los que las instituciones públicas más cercanas deben dar respuesta».

El ACA añade en la nota que «a pesar de tener previstos y comprometidos en los presupuestos de ambas instituciones públicas, tanto del ayuntamiento de Ibi, como de la Diputación de Alicante, las subvenciones económicas necesarias para ayudar a la organización de la prueba deportiva cuyo presupuesto estaba completado y compensado con aportaciones de patrocinadores privados, y siendo los órganos directivos de la Real Federación Española de Automovilismo y de la Federación de Automovilismo de la Comunidad Valenciana conscientes de la situación extraordinaria en la que se encuentra nuestro país debido a la situación de la pandemia del coronavirus, donde la incertidumbre presupuestaria de las pruebas deportivas, de la participación de equipos participantes, de avance del virus en las diferentes zonas de España, y de los requerimientos y condiciones que serán necesarias para poder practicar el deporte del automovilismo en espacios abiertos, situaciones y variables a día de hoy imposible de conocer», lo lógico era el aplazamiento.

La entidad decana del automovilismo autonómico valenciano considera que «con esta decisión, y a pesar de que perdemos deportivamente este año la ocasión de poder presenciar en la Comunidad Valenciana la única prueba de automovilismo en la especialidad de Montaña de la máxima categoría nacional, con los mejores equipos, pilotos y vehículos del panorama español, así como la prueba de mayor puntuabilidad del calendario para el Campeonato de Montaña de la Comunidad Valenciana, tenemos la oportunidad de aportar nuestro granito de arena para el municipio de Ibi y sus habitantes, permitiendo que el ayuntamiento de dicha localidad utilice el dinero previsto para la prueba deportiva en la ayuda necesaria para sus ciudadanos, y por parte de la Diputación de Alicante, se utilice asimismo la subvención destinada en los presupuestos de este año a la organización de la prueba deportiva, en las ayudas que crean convenientes destinada a los municipios de la provincia de Alicante»

La nota concluye con la esperanza de que la situación de pandemia se solucione cuanto antes para que nuestra sociedad pueda volver a disfrutar, presenciar y practicar el precioso y espectacular deporte del automovilismo en su máxima expresión.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido